<p style="" margin:0;padding:0;border:0;""> <img src="" https: a2.adform.net Serving TrackPoint ?pm="1464947&amp;ADFPageName=MX_Pulpomatic_Categoria_Blog_180917&amp;ADFdivider=|&quot;&quot;" width="" 1"" height="" alt="" "">

¿Tarjeta de combustible o metálico?

22 de agosto, 2019

Prometemos no enviar spam! Solo  
recibirás los mails prescindibles.

Blanca Martín
Escrito por
Blanca Martín
Categoría
Control de gastos

Ahorrar en la compra de combustible es clave para controlar los gastos de administración y mantenimiento de flotas; y la gestión de este gasto debe estar bajo control para que la rentabilidad de nuestro negocio no se vea afectada.

En toda empresa con vehículos, estos reciben gran parte del presupuesto. Su consumo de combustible supone entorno al 70-80% de los costes variables de operación y un 30% de los costes directos. Además, también es el responsable de las emisiones contaminantes de la flota cuando es diésel o gasolina.

El combustible es uno de los factores principales a controlar en la gestión de una flota de vehículos; por ello, hay que tener en cuenta los diferentes aspectos de los que puede depender su consumo y gasto como: el tipo de combustible, la antigüedad del vehículo, la forma de conducir, el peso, las rutas elegidas, etc…

Los aspectos que pueden afectar son numerosos, lo importante es saber cómo debemos actuar. El foco de actuación debe estar sobre los conductores. Con ellos, se puede llevar a cabo acciones como: formaciones de conducción eficiente; utilizar dispositivos de conducción que controlen la forma de conducir (corrigiéndola cuando no sea la adecuada), o realizar mantenimientos preventivos para evitar averías, entre muchas otras. Y, si quieres premiar a quiénes consigan los objetivos, en este control y ahorro del consumo de combustible, puedes llevar a cabo un sistema de incentivos entre los conductores.

 

Tarjetas de combustible para la gestión de carburante

Lo más importante para llevar un control del consumo de combustible es la medición. Debes disponer de un sistema para poder gestionarlo y tenerlo todo registrado. Un ejemplo de ello son las tarjetas de combustible; que controla el gasto analizando la forma en la que los conductores lo adquieren.

A los conductores no es recomendable entregarles dinero en efectivo para el abastecimiento de combustible; esto puede conllevar robo de combustible, fraude o pérdidas de dinero. Necesitas tener un control de los gastos y, para ello, debes preguntarte si puedes estar presente en cada transacción.

Como el gestor de flota no puede estar en todas las compras, debe encontrar una forma para que esa transacción se lleve a cabo y luego, controlar que no se ha comprado más combustible del necesario. Para ello, las tarjetas de combustible y los sistemas de gestión son la clave.

 

6 ventajas del uso de tarjetas de combustible

Para evitar entregar el dinero en metálico al conductor, utilizamos las tarjetas de combustible. Con ellas conseguiremos varias ventajas con el objetivo de tener un control y ahorro de combustible óptimo:

Simple administración: El área administrativa no se complica con el dinero administrado a cada conductor. Con las tarjetas, el control es más sencillo y no es necesario tanto cálculo al principio.

Seguimiento real: Con estas tarjetas se puede ver qué día y a qué hora se realizó la compra. Así se mapean los gastos.

Control del conductor: La tarjeta está asociada a un nombre. Este conductor tendrá controladas todas sus transacciones. Además de saber cuándo y dónde se produce la compra, también se queda registrado cuánto se gasto esa persona. De esta manera, puedes tener datos individualizados por cada uno de tus conductores y ver si hay algún dato que falle.

Red de confianza: Con estas tarjetas de combustible se puede establecer alianzas con empresas que tengan estaciones de servicios. Se trata de crear una red de confianza que ayudará a planificar rutas más efectivas.

Optimización de recursos: Con los datos recogidos en las tarjetas se puede identificar qué vehículos y rutas necesitan más combustible que otros y, de esta manera, se podrán optimizar los recursos.

Ahorro de dinero: Si posees todos los datos como cuándo y dónde se ha hecho la transacción, cuánto costo o la ruta por la que pasó, se podrá analizar todos los factores y tomar mejores decisiones para un futuro ahorro de dinero.

 

Como ves, las tarjetas de combustible representan varias ventajas en el ahorro de combustible frente al dinero en metálico. Sabremos cuándo, dónde y cuánto dinero se han gastado los conductores en cada transacción. Tendrás registrados los datos individuales de cada tarjeta.

Además, si te apoyas en un sistema de gestión de flotas, podrás importar estos datos y tener métricas y análisis que te ayuden a identificar qué conductor o vehículo consume más; o mediante alertas saber si se están llenando los tanques con más combustible del necesario. De esta manera, detectarás fraudes, robos y operativas ineficientes que te ayudarán a tomar mejores decisiones consiguiendo reducir el consumo de combustible y mejorar el rendimiento de tu negocio.

Si quieres conocer otras maneras de ahorrar combustible no puedes perderte el siguiente artículo: "¿Cómo te puede ayudar un GPS a optimizar el rendimiento de combustible?".

 

DESCÚBRELO AQUÍ

 

Ver todo

Suscríbete y no te pierdas nada

Prometemos no enviar spam! Solo 
recibirás los mails imprescindibles.

Y tú, qué opinas? Déjanos aquí tus comentarios!

Sobre

Suscríbete y no te pierdas nada