<p style="" margin:0;padding:0;border:0;""> <img src="" https: a2.adform.net Serving TrackPoint ?pm="1464947&amp;ADFPageName=MX_Pulpomatic_Categoria_Blog_180917&amp;ADFdivider=|&quot;&quot;" width="" 1"" height="" alt="" "">

¿Sabes qué elementos debes revisar constantemente en tus mantenimientos preventivos?

16 de julio, 2019

Prometemos no enviar spam! Solo  
recibirás los mails prescindibles.

Elsa Salgado
Escrito por
Elsa Salgado
Categoría
Gestión de flotas

Todo vehículo necesita un mantenimiento mínimo constante. Tiene que ser revisado cada cierto tiempo para evitar posibles averías.

Las empresas con flotas de vehículos deben tener a punto sus vehículos en todo momento, y para ello los vehículos deben pasar por unos mantenimientos preventivos recurrentes.

Cuando realizamos mantenimientos preventivos debemos tener en cuenta ciertos elementos a checar, es muy importante no pasar por alto ningún mecanismo antes de que el vehículo se ponga en circulación de nuevo.

Es cierto que no es fácil resolver un problema que aún no existe, pero de eso se trata; de prevenirlo. El hecho de pensar que cuantos más elementos se revisen más dinero me puede costar, puede tener un efecto negativo. Seguramente el querer ahorrar en ese momento, se va a convertir en una revisión más cara cuando el mantenimiento se convierta en correctivo.

Pero ¿cada cuánto tengo que hacer estas revisiones? Con la evolución de la tecnología, los propios coches en muchos casos nos lo indican. En los modelos actuales, el ordenador de viaje indica los periodos aconsejables de revisión e incluso puede adaptarlos al estilo de conducción. Otra manera de calcularlo es por kilómetros recorridos, el primer mantenimiento preventivo a los 5.000 kms, el segundo a los 10.000 kms y desde ahí repetirlas cada 15.000 o 20.000 kms. En este caso, es muy importante seguir las indicaciones del libro oficial del vehículo.

Cuando llegue la fecha del mantenimiento preventivo, establecer qué hay que revisar puede que no sea tan fácil, pero hay ciertas partes que son imprescindibles y que nunca se nos deben de olvidar. A continuación, siete puntos clave que debes poner a punto en tus mantenimientos preventivos:

 

NEUMÁTICOS

Uno de los principales factores para que el coche pueda circular de manera correcta son los neumáticos. Son la unión entre el coche y la carretera; si esta falla, la operatividad del coche es nula. Por ello, hay que estar pendiente y vigilar el desgaste, la presión y la edad de las cubiertas. Debes tener en cuenta una serie de claves para controlarlos  y en caso de tener que cambiar, elegir las mejores gomas posibles.

 

FRENOS

Otro factor a tener en cuenta son los frenos. Es muy importante hacer una revisión del sistema por lo menos, una vez al año por un especialista. Además de controlar los frenos, también se debe revisar el líquido y las pastillas (ya que la mayoría de los coches en circulación son de tracción delantera y por eso las pastillas delanteras sufren mayor desgaste que las traseras).

 

AMORTIGUADORES

Aparte de los neumáticos y los frenos, otro pilar importantísimo dentro de la seguridad del vehículo son los amortiguadores. Con ellos consigues la estabilidad en la conducción, son un frenado óptimo y evitando en mayor medida los baches o las irregularidades en la carretera. Como su desgaste no se va a ver a simple vista como puede ser el caso de los neumáticos, se deberían revisar cada 20.000 kms aproximadamente.

 

ACEITE

Un elemento que debe ser revisado cada ciertos kilómetros, según las recomendaciones de los fabricantes y el tipo de vehículo; es el aceite. Por regla general, más allá de los 15.000 kms el aceite pierde propiedades y ya no rinde bien. Si queremos estar seguros de cuándo debemos realizar este cambio, la varilla del aceite es un buen medidor que previene de futuros problemas.

Es muy importante sustituir el aceite para que el motor lubrique bien y suavizar su rozamiento. Al mismo tiempo que se cambia el aceite, debe sustituirse el filtro porque quedan siempre restos de aceite viejo.

 

FILTROS

No solo hay que revisar y cambiar cuando sea necesario el filtro del aceite; también debemos tener en cuenta el filtro del aire. Debemos procurar que el aire que llegue al motor no contenga impurezas para que realice una óptima combustión. La vida útil del vehículo también va a depender del aire en que se mueva el coche y lo contaminado que pueda estar,

También, se debe tener en cuenta el filtro que está conectado con el interior del vehículo, conocido como filtro antipolen. Debemos tener en todo momento un aire limpio dentro del coche y para ello, tendría que sustituirse cada 15.000 km o por lo menos, una vez al año.

 

SISTEMAS DE ESCAPE Y CATALIZADORES

Al igual que los filtros antipolen que limpian lo que entra dentro del habitáculo, debemos cuidar lo que expulsamos de nuestro vehículo. Los sistemas de escape y catalizadores tienen que cumplir con los objetivos de reducir las emisiones contaminantes que generan con su circulación, y a la vez; minimizar el ruido que generan los gases cuando son expulsados por el motor.

La revisión de estos elementos varía en función de muchos factores, pero la Asociación de Talleres de Madrid aconseja realizar un mantenimiento preventivo de ellos una vez se supere los 60.000 kms.

 

CORREA DE DISTRIBUCIÓN

Y por último, no hay que olvidarse nunca de revisar la correa de distribución. Si el modelo de vehículo incluye una bomba de agua, es aconsejable realizar la revisión de manera conjunta.  Se recomienda hacer el mantenimiento preventivo entre los 80.000 y los 100.000 kilómetros.

 

 

Es muy importante que tengas en cuenta todos estos factores y que realices los mantenimientos preventivos adecuados. De esta manera, tus vehículos estarán a punto en todo momento y evitarás averías que puedan salirte más caras.

Para no olvidarte de nada, un buen consejo es programar los mantenimientos preventivos. De esta manera nunca perderás el control y la vida útil de tus vehículos será más larga. Si quieres conocer cómo programar tus mantenimientos apóyate en un sistema de gestión de flotas que te lo permita. Pulpomatic te ayuda con la gestión y seguimiento de tus mantenimientos preventivos.

Si te gustaría conocer más sobre cómo funciona, no dudes en contactarnos.

 

HABLA CON TU ASESOR

Ver todo

Suscríbete y no te pierdas nada

Prometemos no enviar spam! Solo 
recibirás los mails imprescindibles.

Y tú, qué opinas? Déjanos aquí tus comentarios!

Sobre

Suscríbete y no te pierdas nada