<p style="" margin:0;padding:0;border:0;""> <img src="" https: a2.adform.net Serving TrackPoint ?pm="1464947&amp;ADFPageName=MX_Pulpomatic_Categoria_Blog_180917&amp;ADFdivider=|&quot;&quot;" width="" 1"" height="" alt="" "">

“Me aplasté un dedo con la puerta” y otros accidentes comunes en los transportistas

3 de abril, 2018

Prometemos no enviar spam! Solo  
recibirás los mails prescindibles.

José Ángel Sanz
Escrito por
José Ángel Sanz
Categoría
Gestión de flotas

La vida de los operarios de vehículos de transporte tiene fama de ser dura y muy exigente. Y es una fama ganada a pulso. Los profesionales de la carretera se enfrentan a largas jornadas al volante, a situaciones de inseguridad o a las inclemencias del clima. A ello hay que sumar los accidentes laborales. Aunque no es la única, “me aplasté un dedo con la puerta…” es la primera frase con la que muchos comienzan a narrar sus experiencias más  desagradables en la carretera

 

New call-to-action

 

El accidente más común, por estadística

Los profesionales del volante pasan muchas horas, o incluso días, lejos de casa. Además de conducir, en muchos casos, deben encargarse de la carga y descarga, parcial o total, de las mercancías que suben a sus remolques. A eso hay que sumar todas las ocasiones en las que suben y bajan de la cabina para comer, descansar en un estacionamiento o llenar el depósito de combustible. ¿El resultado? Un enorme riesgo, por pura estadística, de que en una de esas acciones uno de sus dedos quede atrapado con una puerta. 

Aplastarse el dedo con la puerta es doloroso, pero en la mayoría de las ocasiones la gravedad no es tanta como se percibe en los primeros minutos. Es más, salvo en casos realmente graves, con los cuidados oportunos bastarán dos semanas para que la recuperación sea completa. 

¿Cómo actuar en el caso de aplastarse un dedo con la puerta? 

Salvo casos graves, la curación del dedo aplastado se producirá por sí sola. Si el dolor persiste pasadas unas horas se debe recibir atención médica. En todo caso, de manera inmediata pueden tomarse estas medidas:

  • Aplica frío en la zona. El frío evita la inflamación y además anestesia la zona en la que se ha producido el aprisionamiento del dedo. Se puede aplicar mediante hielo cubierto por una bolsa o un paño, para no quemar la piel con el contacto directo. Si no se cuenta con hielo a mano puede utilizarse un producto que esté en el congelador, o incluso un chorro de agua lo más fría posible. 
  • Mantén la mano levantada.  La mejor forma de reducir el flujo sanguíneo en la zona afectada, y de paso evitar el dolor por inflamación, es mantener la mano levantada más arriba del corazón, incluso cuando te estés aplicando hielo.
  • Conserva la calma. Aplastarse el dedo con la puerta produce dolor y asusta, incluso aunque la lesión no sea muy grave. Los dedos son partes del cuerpo con muchos vasos sanguíneos y cualquier lesión en ellos resulta muy aparatosa. Procura evitar los nervios y la ansiedad. Para ello puedes concentrarte en tu respiración, tratando de que sea rítmica, pausada y controlada. 
  • Venda el dedo con el contiguo. Si es necesario inmovilizar el dedo, se debe hacer con el dedo contiguo a modo de tablilla, para que la inmovilización sea lo más efectiva posible.

Analgésicos antiinflamatorios

Para paliar el dolor se puede recurrir a analgésicos antiinflamatorios, aunque su toma debería estar siempre supeditada al consejo médico. En circunstancias de fuerza mayor, como encontrarse en la carretera, puede recurrirse a medicamentos como la aspirina, el ibuprofeno o el naproxeno, descartando aquellos que sean de la familia de los esteroides. Deben seguirse al pie de la letra las indicaciones del prospecto en cuanto a la dosis y el horario de las tomas y se deben tener en cuenta las contraindicaciones. 

Si unos días después del aplastamiento del dedo la hinchazón o la rigidez en la zona no han desaparecido, se debe acudir al médico familiar para que realice una inspección en profundidad y evitar que la situación se pueda complicarse.

Tal vez te interese: Video: aquaplaning, ¿qué es y cómo controlarlo?

Acudir a un especialista médico

Aunque no es lo más común, en algunas ocasiones las consecuencias de aplastarse un dedo con una puerta pueden ser graves y requerir atención inmediata. Si el dedo, al momento de  la lesión, presenta una apariencia doblada, si se nota que el hueso ha penetrado en la piel, o que presenta alguna deformidad que no sea sólo la hinchazón, se debe acudir lo antes posible a los especialistas sanitarios, ya que puede tratarse de una fractura. 

Por otro lado, un hematoma subungueal es la acumulación de sangre debajo de una uña. Si se produce, ésta debe ser drenada por un profesional sanitario. En el caso de que se sufra hematoma subungueal en el dedo se recomienda acudir en las primeras 36 horas a un centro médico para evitar que pueda complicarse.

Recuerda que recurrir a otros métodos no convencionales, como tomar alcohol, no es en ningún caso recomendable. Como profesional de la carretera, también debes descansar y tener presente que conducir con sueño es igual de peligroso que conducir ebrio.

 

reducir gastos flota

Ver todo

Suscríbete y no te pierdas nada

Prometemos no enviar spam! Solo 
recibirás los mails imprescindibles.

Y tú, ¿qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Sobre

Suscríbete y no te pierdas nada