<p style="" margin:0;padding:0;border:0;""> <img src="" https: a2.adform.net Serving TrackPoint ?pm="1464947&amp;ADFPageName=MX_Pulpomatic_Categoria_Blog_180917&amp;ADFdivider=|&quot;&quot;" width="" 1"" height="" alt="" "">

Hoja de ruta de la logística para el ecommerce en 2021

20 de noviembre, 2020

¡Prometemos no enviar spam! Solo  
recibirás los mails prescindibles.

José Ángel Sanz
Escrito por
José Ángel Sanz
Categoría
Logística

La incertidumbre generada por la crisis sanitaria ha trastocado muchos planes en el sector de la logística y el transporte. Con el final de 2020 y el inicio de 2021 a la vuelta de la esquina, son muchos los actores de la industria que se plantean cuál será la hoja de ruta de la logística para el ecommerce en 2021. Es el momento de mirar hacia adelante y realizar las primeras previsiones centradas en los retos que debe afrontar la logística en relación con el 'boom' del comercio electrónico.


New call-to-action

Adaptación al cambio de paradigma

Si a algo es sensible la logística del ecommerce es a la preferencias y los gustos de los consumidores. La entrega de productos adquiridos por vía electrónica se incrementó en las primeras 8 semanas de grandes aislamientos vivido en en el mundo en la misma cantidad que lo habría hecho a lo largo de la siguiente década en circunstancias normales.

Son datos procedentes del informe ‘How COVID-19 is changing consumer behavior now and forever' elaborado por la consultora McKinsey & Company. Se estima que el crecimiento del ecommerce en las grandes urbes ha supuesto un aumento del 30%. 

De acuerdo con el estudio ‘Digital Around The World in April 2020’ elaborado por We Are Social, en abril de 2020 casi la mitad de los usuarios de Internet admitían que sus compras online habían crecido. Datos de 17 países del mundo en los que destaca el aumento de las compras por parte de usuarios con edades comprendidas entre los 17 y los 44 años. 

La situación de aislamiento obligado, junto con las restricciones de movilidad o el cierre de establecimientos físicos, ha forjado a un nuevo tipo de cliente de las tiendas que venden online. La hoja de ruta logística debe tener presente que las exigencias han crecido en cuanto a la reducción de los plazos de entrega, la exactitud en la hora de llegada del producto o la mercancía.  

Te puede interesar: Planificador de rutas de reparto y eficiencia: mesa profesional.

¿Cómo será la hoja de ruta logística en 2021?  

El auge del ecommerce conlleva importantes retos que se deben asumir de manera conjunta por parte de todos los actores implicados en la optimización del flujo urbano de mercancías. La hoja de ruta logística presentará las siguientes características:

  • Más cooperativa. Compañías de logística privada, intermediarios tecnológicos y administraciones públicas tendrán que colaborar para el beneficio de todas las partes. Por una parte, la búsqueda de eficiencias pasa por acciones concretas que solo puede facilitar las administraciones, como por ejemplo la gestión de espacios de carga y descarga. 
  • Más sostenible. La persecución de objetivos de logística verde no solo cobra una importancia creciente en las empresas privadas, sino que está entre las prioridades de la agenda política porque se ha convertido en una demanda social. La hoja de ruta logística pasa por el aumento en la difusión de vehículos eléctricos de reparto y por otras formas de delivery sostenible, como las bicicletas o el modelo de 'andarines', con impacto cero en el medio ambiente. 
  • Más eficiente. La logística de última milla será más eficiente o no será. La transformación digital implica un mejor aprovechamiento de los recursos y la identificación de ahorros para lograr la eficiencia operativa en la gestión de flotas. Permite aprovechar mejor los vehículos, optimizar las rutas y reduces los costos en mantenimientos y combustible.
  • Adaptada a las nuevas ciudades. Uno de los grandes hitos que define los nuevos modelos de movilidad es la concentración poblacional en grandes urbes. Ciudades que, por otro lado, luchan de manera activa contra las emisiones contaminantes y las congestiones de tráfico. En hoja de ruta logística de 2021 destacan modelos de distribución en la última milla como los hubs urbanos, las redes de puntos de entrega, centros de consolidación, el uso de proveedores logísticos externos o incluso el reparto en medios de transporte público.
  • Con una mejor logística inversa. Reducir las entregas fallidas es clave para la optimización de la operativa y para obtener el mejor rendimiento posible de los activos. En estos 12 meses asistiremos a todo un despliegue de soluciones, apoyadas en la tecnología, que eviten la repetición de recorridos a los vehículos, lo que representa importantes aumentos de los costos.

New call-to-action

Ver todo

Suscríbete y no te pierdas nada

Prometemos no enviar spam! Solo 
recibirás los mails imprescindibles.

Y tú, ¿qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Sobre

Suscríbete y no te pierdas nada