<p style="" margin:0;padding:0;border:0;""> <img src="" https: a2.adform.net Serving TrackPoint ?pm="1464947&amp;ADFPageName=MX_Pulpomatic_Categoria_Blog_180917&amp;ADFdivider=|&quot;&quot;" width="" 1"" height="" alt="" "">

Gestión de flotas: 5 consejos para los picos de demanda del ecommerce

26 de octubre, 2020

¡Prometemos no enviar spam! Solo  
recibirás los mails prescindibles.

José Ángel Sanz
Escrito por
José Ángel Sanz
Categoría
Gestión de flotas

La gestión de flotas debe ser, por definición, flexible para afrontar con garantías las fluctuaciones en la demanda de sus servicios. El actual auge del comercio electrónico no solo ha hecho que toda la cadena de suministro tenga que adaptarse a un nuevo paradigma, sino también que los picos de aumento brusco de la demanda sean cada vez más frecuentes. Por ello conviene tener en cuenta algunas recomendaciones clave. 


gestión de flotas

Gestión de flotas en situaciones de alta demanda 

Destacamos 5 recomendaciones que deben seguirse para que la operativa sea capaz de responder a altas y, sobretodo, inesperadas subidas de la actividad de la flota.

1. Planificación anticipada.

Hacer lo imprevisible previsible debería ser un objetivo prioritario para toda organización empresarial. Más aún cuando hablamos de gestión de flotas. En México, según datos de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), durante los primeros meses de la pandemia del COVID-19 las ventas online se incrementaron en un 500%. Aquellos gestores de flotas que fueron capaces de prever en mayor medida este cambio de hábito de los consumidores, que afectó a toda la cadena de suministro, enfrentaron con muchas más garantías la incertidumbre.

2. Objetivo: demanda anticíclica.

De acuerdo con AMVO, los productos que más demanda vivieron durante los primeros meses de la pandemia fueron los de supermercado, retail de ropa, comida a domicilio, medicamentos y alimentos para mascotas. Algunos de ellos muy vinculados al delivery last mile. Otros, como los medicamentos, sometidos a estrictos protocolos de seguridad y, en muchas casos, con la exigencia de ser desplazados en vehículos que puedan conservar la cadena de frío. 

Te puede interesar: Sistema de gestión de flotas para la logística sanitaria y farmacéutica.

Diversificar los flujos de demanda es posible alternando la demanda de empresas y servicios de distintos tamaños y de distintos sectores, con la correspondiente entrega de productos también diversos. Hacer que la demanda de servicios sea anticíclica, o lo más anticíclica posible, es decisivo para afrontar situaciones imprevistas.

3. Calcular el parque de vehículos necesario.

Los picos de demanda del ecommerce no tienen que ser un quebradero de cabeza si la gestión de flotas tiene la capacidad de redimensionar el parque de vehículos que utiliza para adaptarlo a la necesidad de cada momento. Es importante establecer una comunicación fluida con la compañía que gestiona el renting de las unidades si los vehículos se encuentran en esa fórmula financiera. Será ella con la que también deberemos alcanzar un acuerdo que sea extensible al periodo en el que la demanda regrese a su cauce habitual. 

En el recálculo del kilometraje final que vayan a realizar nuestros vehículos debemos incorporar distintos escenarios a los que dar soluciones hipotéticas. Si contamos con un software de gestión de flotas dispondremos, también, de data y de reportes clave sobre el estado completo del conjunto de unidades y de toda la documentación relativa a ella. 

4. La satisfacción del cliente, prioridad.

Una de las características propias del ecommerce es que los consumidores que lo utilizan han madurado mucho en muy poco tiempo. La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 ha hecho que esa maduración haya sido muy rápida, a lo que hay que sumar a muchos otros consumidores que se han incorporado al canal de venta online. Esto convierte a la logística y al transporte en parte de la propia decisión de compra de determinados productos. Todo ello obliga a una gestión de flotas que nunca debe perder de vista la satisfacción del cliente como gran objetivo. Esto implica un acompañamiento antes, durante y después del servicio, una extrema trazabilidad y un esfuerzo extra en materia de optimización de rutas. 

Te puede interesar: Sistema de optimización de rutas: 5 claves para una disrupción

5. Revisar el plan de mantenimiento.

En el caso de que nuestra gestión de flotas tenga como foco la última milla, contaremos con un plan de mantenimiento preventivo de vehículos livianos. Si no contempla situaciones extraordinarias como aumentos repentinos de los picos de demanda, no resultará muy útil en estas situaciones. Es imprescindible reexaminar nuestra planificación relativa a mantenimientos preventivos y reparaciones de las unidades, que ahora van a pasar más tiempo en servicio. 

Esto significa que puede que tengamos que aplazar algunos mantenimientos preventivos, si es posible, y también que puede que tengamos que asumir un mayor coste en mantenimientos correctivos. Será muy útil estar en comunicación con nuestro proveedor o proveedores externos de servicios de taller, así como facilitar a los conductores un mapa de talleres de urgencia y reforzar el acceso rápido a servicios de atención en carretera.

New call-to-action

Ver todo

Suscríbete y no te pierdas nada

Prometemos no enviar spam! Solo 
recibirás los mails imprescindibles.

Y tú, ¿qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Sobre

Suscríbete y no te pierdas nada