" "

Pulpomatic

¿Qué mantenimientos preventivos básicos debes aplicar en el plan de acción de tus vehículos?

20/08/19 12:56 PM / by Blanca Martín

auto-2789746_1920

 

Cuando hablamos de mantenimientos preventivos lo primero que nos preocupa es, ¿cuánto tiempo estará parada mi operación?, por lo que una de las cosas primordiales en el momento de planear los mantenimientos es afectar lo menos posible la operación. Para ello, te recomendamos que sigas los siguientes pasos que te ayudarán a tener una planificación eficaz:

  1. Identifica la cantidad de vehículos que tiene tu flota
  2. El odómetro del día que estás haciendo la planeación
  3. Revisa las rutas de entrega que tienen tus vehículos y asigna a cada vehículo un número de prioridad
  4. Identifica los mantenimientos recomendados y genera tu plan de acción. (Te compartimos un ejemplo de cómo poder hacerlo en una hoja de cálculo, las instrucciones están al finalizar el artículo).
  5. Envía un mensaje al teléfono del conductor cada vez que deba estar atento para llevar el vehículo al taller

Ahora que tienes las bases, debes evaluar con que proveedor te conviene hacer los mantenimientos. Teniendo esta información puedes obtener de primera vista qué proveedor te cobra menos, pero también puedes saber quién entrega el vehículo a tiempo. A la larga, tomarás decisiones más eficientes con los datos que tengas de la realidad de tu flota.

Esta vez lo que más nos interesa es que puedas tener conocimiento de ¿cuáles son los mantenimientos preventivos básicos que se recomiendan? y ¿por qué son tan importantes? Es fundamental que esta información la compartas con tus operadores y el área financiera para que entiendan lo crucial de hacer los mantenimientos.

 

  • Cambio de aceite de motor Es la base de cualquiera de los mantenimientos. Lubricando correctamente las piezas del motor notarás que el vehículo arranca de manera más sencilla sobre todo en las mañanas, evitarás el desgaste prematuro del motor, reducirás la fricción y ayudarás al ahorro de combustibles. Lo ideal, para llevarlo a cabo es revisar las especificaciones técnicas de tu vehículo y las recomendaciones del fabricante, pero si no cuentas con las especificaciones del vehículo, la siguiente lista te dará una visión de cuando hacerlo:

                                     

  • Filtro de Aceite - Cuando realices el cambio de aceite, es ideal que hagas el cambio del filtro, así tendrás la oportunidad de planear junto con el siguiente mantenimiento del cambio de aceite. Si no cambias esta pieza en el momento que se hace el cambio de aceite, comenzamos a mezclar aceite nuevo con el usado que hay en el filtro, por lo que en realidad no estaría realizando su función y podría ocasionar una avería costosa.
  • Filtro de Motor - Debe ser revisado frecuentemente, una buena práctica es revisarlo al momento que se cambia el aceite y filtro de aceite del motor. La duración del filtro de aire depende del ambiente en donde se maneje el automóvil, por lo general los fabricantes recomiendan cambiarlo cada 10 y 15 mil kilómetros.

 

  • Llantas - Son los pies de nuestro vehículo, por lo que mantienen el contacto directo con las carreteras por donde circula el vehículo, estar pendiente de ellas te ayudará a evitar accidentes. No olvides que algo tan simple puede hacer que se pare tu operación y la mercancía no llegue a tiempo o peor aún, que tengas un accidente.
    De entrada, debemos revisar: el desgaste, la presión del inflado en relación a donde va a circular, así como verificar que no tenga ningún objeto como piedras, vidrios, clavos, etc. Es importante que verifiques cada 8 días por lo menos el estado de las mismas.
    No olvides que, si la presión del inflado es deficiente, hará que tengas que cambiar las llantas antes de tiempo, adicional a que aumenta un 15% en promedio el consumo de combustible. El desgaste puedes medirlo de forma visual, revisa si se están desgastando de la misma manera, no esperes a que alcance la mínima profundidad de dibujo.

 

  • Alineación y Balanceo - La alineación y balanceo va a ayudar a que el desgaste de las llantas sea homogéneo, adicional a que un buen mantenimiento te ofrecerá estabilidad, amarre y seguridad a la hora de circular. Se recomienda que este mantenimiento se realice con regularidad al menos cada 10,000 km. Es uno de los principales factores de accidentes.
    Dentro de este mantenimiento también se evalúa la suspensión que nos dará la tranquilidad de que el vehículo no rebote cuando tomes curvas en el camino y no escucharás ruidos raros ni se inclinará más de la cuenta.

 

  • Sistema de Refrigeración- Es esencial para mantener una temperatura ideal del trabajo del motor. Los elementos que componen este sistema son: el radiador, la bomba, bandas, poleas, termostato, ventiladores y anticongelante. Si bien a todas las piezas debemos hacerle mantenimiento, es crucial que revisemos el anticongelante porque la falta de cantidad adecuada de este líquido en realidad es el responsable del mal funcionamiento de todo el sistema. ¿Cómo podemos estar pendientes de esto?
    Primero, asegúrate de verificar cada vez que el motor tenga la misma temperatura, revisa el termómetro, debe presentar un rango de operación aceptable, busca en el tablero el testigo de una avería en el motor, te informará que tienes un problema. Como regla general el anticongelante se debe cambiar por los menos cada 2 años o cuando el vehículo haya acumulado los 40,000 km. Además, en este mismo mantenimiento es importante verificar todos los demás componentes.

 

  • Batería - Esta pieza es la fuente de energía al momento de arranque, sin ella no podríamos encender el motor. La vida útil de una batería es normalmente entre dos y tres años, pero existen fabricantes que recomiendan que el mantenimiento sea cada tres meses. Esto consiste en limpiar los bornes, sin embargo, una vez al año se recomienda evaluar su vida útil.

 

  • Frenos - De esta pieza depende en gran medida nuestra seguridad. Un excelente sistema de frenos evita accidentes. Su mantenimiento preventivo consiste en el cambio de pastillas y discos de frenos cuando sea requerido. No existe una frecuencia establecida ya que depende mucho del estilo de conducción del vehículo; sin embargo, muchos fabricantes recomiendan estar pendientes cada 20,000 km. Un elemento importante es el líquido de frenos. El nivel de este líquido siempre debe estar en la marca, de no ser así es probable que se tenga una fuga Este líquido se recomienda que se cambie cada dos años o bien, cada vez que llegue a los 30,000 kilómetros.

 

  • Faros - Los fabricantes recomiendan que se deben cambiar cada 2 años o bien cada 50,000 kilómetros, sin embargo, si notamos humedad dentro del faro esto podría disminuir un 20% del rendimiento, por lo que es importante cambiarlo si se da el caso.

 

Como ves, estos mantenimientos preventivos son básicos y, necesarios para el correcto funcionamiento de tus vehículos. Se trata de tomar mejores decisiones y afectar lo menos posible la operación.

Esperamos que esta información haya sido de utilidad. Si es así, compártela para que más personas se beneficien de ella.

Si quieres conseguir una hoja de cálculo que te ejemplifica cómo planificar los mantenimientos, haz click aquí.

 

DESCÁRGALO AQUÍ

 

 

Topics: neumáticos, frenos, faros, batería, odometro, mantenimientos preventivos, plan de mantenimiento preventivo, filtro de aceite, anticongelante

Blanca Martín

Written by Blanca Martín

Suscríbete a nuestro blog

Lists by Topic

see all