<p style="" margin:0;padding:0;border:0;""> <img src="" https: a2.adform.net Serving TrackPoint ?pm="1464947&amp;ADFPageName=MX_Pulpomatic_Categoria_Blog_180917&amp;ADFdivider=|&quot;&quot;" width="" 1"" height="" alt="" "">

¡Aaaaaaaaah! ¡Me aplasté un dedo con la puerta! ¿Qué hago?

3/04/18 07:46 PM / by Británico González Lira

image

 

Pulpomatic te ofrece los siguientes consejos para aliviar el dolor y asegurarte de que no sea una lesión grave.

 

Sientes como el dolor recorre todas y cada una de las partes de tu cuerpo; quieres gritar, llorar, maldecir, golpear a alguien; quisieras que la tierra se abriera en ese instante y te tragara sólo para terminar con tu suplicio. Sí, lo sabemos, te has agarrado el dedo con la puerta.

 

Pero no te preocupes, no es tan grave como se siente. La gran mayoría de las veces, este tipo de lesiones no son severas, y teniendo los cuidados necesarios, sanan completamente en un par de semanas.

 

Aplica frío en la zona.

 

image

 

Puedes usar hielo, cualquier cosa que este congelada en tu refrigerador, o el chorro de agua del grifo. Lo importante es que la temperatura en la zona se reduzca, esto, además de adormecer la zona, evitara la inflamación, la cual es responsable del dolor que estás sintiendo.

 

Lucha contra la gravedad.

 

image

 

No, no te pedimos que uses tus súperpoderes y vueles como Superman, es algo más sencillo. Con el fin de reducir el flujo sanguíneo hacia lo zona afectada y evitar el dolor por inflamación, mantén tu mano levantada más arriba del corazón, incluso cuando te estés aplicando hielo.

 

Tal vez te interese: Conducir con sueño es igual de peligroso que conducir ebrio.

 

Mantente zen.

 

image

 

No permitas que el dolor o la desesperación se apoderen de ti, recuerda que, probablemente, tu lesión no sea tan grave como se siente. Para evitar la sobreexitación, puedes concentrarte en tu respiración, intenta que esta sea lenta, pausada y controlada. Trata de imaginarte en situaciones placenteras, sí, lo sabemos, suena cursi, pero funciona para controlar el dolor.

 

Toma medicamentos.

 

image

 

Puedes hacer uso de analgésicos antiinflamatorios, pero ten mucho cuidado que sean de la familia de los no esteroides. La aspirina, el ibuprofeno o el naproxeno son una buena opción. Siempre sigue al pie de la letra las indicaciones de administraciónque vienen en la caja de dichos medicamentos, y pon especial atención en las contraindicaciones. Utilízalos sólo por un par de días, y cuando sientas que puedes soportar el dolor, suspende su administración.

 

Venda tu dedo con el dedo contiguo.

 

image

 

Para inmovilizar el dedo lesionado, es recomendable hacerlo junto con el dedo contiguo. Este último hará la función de tablilla, haciendo más efectiva la inmovilización.

 

Tal vez te interese: Video: aquaplaning, ¿qué es y cómo controlarlo?

 

Cuidado con los hematomas subungueales.

 

image

 

En algunos casos, este tipo de lesiones ocasionan que la sangre se acumule por debajo de la superficie de las uñas, causando más dolor del habitual. No te espantes, no es nada grave, pero es necesario que acudas a un especialista para que drene la sangre acumulada. No dejes pasar mucho tiempo antes de acudir al médico, ya que, si dejas pasar más de 36 horas, esta situación se puede complicar.

 

Revisa la forma de la lesión.

 

image

 

Si tu dedo, al momento de la lesión, presenta una apariencia doblada, si notas que el hueso penetro la piel, o presenta algunadeformidad que no sea sólo la hinchazón, no lo dudes, acude inmediatamente al médico, puede tratarse de una fractura, en cuyo caso, necesitarás cuidado profesional.

 

Si después de una semana, el dolor, la hinchazón o la rigidez de tu dedo no han desaparecido, acude de inmediato con tu médico familiar para que realice una inspección más a fondo, y evitar que la situación se complique.

 

Topics: pulpomatic, consejos, salud, gestión de flotas, machucón, machucón de dedo, accidente, accidentes

Suscríbete a nuestro blog

Lists by Topic

see all