<p style="" margin:0;padding:0;border:0;""> <img src="" https: a2.adform.net Serving TrackPoint ?pm="1464947&amp;ADFPageName=MX_Pulpomatic_Categoria_Blog_180917&amp;ADFdivider=|&quot;&quot;" width="" 1"" height="" alt="" "">

Las 10 mejores prácticas en la gestión de flotas

27/08/19 09:23 PM / by Blanca Martín

thumbs-up-2056022_1920

 

Administrar una flota consiste en transportar de manera correcta y hacerlo al menor costo posible. La sociedad cada vez evoluciona más y con ella los recursos necesarios para gestionar las flotas.

Se trata de conseguir un enfoque más estratégico que genere ventajas competitivas.

 

10 buenas prácticas para la gestión de flotas

Mantenimiento regular: el mantenimiento regular es necesario sobre todo por temas de seguridad. No llevar un mantenimiento rutinario conlleva con frecuencia averías que afectan a la productividad de la flota.

Para evitar esto es necesario llevar a cabo un plan de mantenimientos preventivos recurrentes. De esta manera, tus vehículos siempre estarán a punto y evitarás futuras averías, tiempos de inactividad innecesarios y un aumento de costos.

Control de combustible: El consumo de combustible puede llegar a suponer cerca del 30% de los gastos directos de la operativa de tu flota, además de emitir gases contaminantes al utilizar gasolina o diésel.

El control del combustible debe poner el foco de atención en su consumo. El gasto por parte de un vehículo depende de varios factores a tener en cuenta, pero el principal causante son los conductores. Por ello, algunas de las medidas tomadas para evitar estos riesgos son: formación de buenas prácticas y conducción eficiente, colocar limitadores de velocidad, realizar mantenimientos periódicos, instalar dispositivos que apaguen el motor en paradas largas y planificar las rutas y asignaciones.

Capacitación de operadores: Se debe formar a la plantilla para mejorar el estilo de conducción lo que conllevará un ahorro de combustible y un descenso del número de accidentes y averías.

Cuando contratas a un operador de flota, es importantes que lo empoderes y lo hagas responsable. Esto ayudará a conseguir mejores resultados.

Optimización de rutas: Uno de los puntos principales para mejorar la competitividad de tus vehículos comerciales es hacer una buena planificación y optimización de las rutas de tu flota. Se trata de aprovechar al máximo el tiempo que está el vehículo en la carretera. Se deben evitar los tiempos muertos, los kilómetros extras y las rutas en mal estado que puedan provocar un consumo innecesario de combustible o gastos en mantenimiento por desgaste o posibles averías. Además, con una ruta óptima el servicio al cliente será mejor y ayudará con su fidelidad.

Análisis de datos y métricas: La mejora continua es necesaria. La habilidad de analizar y utilizar los datos para la toma de decisiones será crucial para obtener mejores resultados y diferenciarse de los competidores.

Cada día puedes generar nuevos informes y tomar decisiones en base a ellos. De esta manera, actuando correctamente conseguirás aumentar el rendimiento de tu flota y la rentabilidad de tu negocio.

Tecnología: La sociedad evoluciona y con ella la tecnología. Cada vez existen más sistemas de gestión de flotas en el mercado; lo importante es encontrar aquel que se adapte mejor a las necesidades de la flota. Debemos tener en cuenta que funcionalidades necesitamos cubrir y que indicadores medir, y una vez lo sepamos se pasará a elegir el sistema de gestión adecuado.

Productividad y reducción de costes innecesarios: Se trata de reducir viajes en vacío y la inactividad de la flota. De esta manera, el rendimiento y la productividad aumentará y se conseguirán reducir los costes innecesarios en combustible o mantenimiento, entre otros.

Flexibilidad y alianzas: Las empresas deben ser flexibles y debe existir una “cultura empresarial” donde todas las partes estén alineados y dispuestos a hacer mejoras continuas para llevar a la empresa hacia el próximo nivel. Además, hay que buscar acuerdos estratégicos dentro de la industria para mejorar el servicio. Siempre hay que tener un plan para estar preparado y reaccionar antes un mercado que se encuentra en continuo cambio.

Control de procesos y alertas: revisa y mejora procesos internos. Usa las alertas para recordar tareas necesarias como realización de mantenimientos, renovación de licencias o seguros, etc… También puedes controlar y monitorizar a tu flota, para saber dónde se encuentra en cada momento y evitar robos o costes innecesarios.

Atención al cliente: Cada vez son más las empresas que implementan un software que permite la gestión de flotas y la comunicación no solo con los empleados, sino también con los clientes. Esto es algo que aporta beneficios.

Se trata de optimizar los recursos siendo más competitivos en un mercado tan exigente como el actual. Los softwares de gestión de flotas que permiten el seguimiento por GPS de los vehículos mejoran las comunicaciones y la atención al cliente proporcionándoles información y localización de su pedido en tiempo real y también posibilidad de seguimiento remoto.

 

Como conclusión, llevando una correcta gestión de flotas y tomando las decisiones correctas, la rentabilidad de tu negocio será óptima y conseguirás minimizar los costes innecesarios.

Además, hay indicadores de desempeño específicos que nos ofrecen un análisis al completo de nuestros activos y nos permiten saber si hemos acertado con las decisiones llevadas a cabo.

Por lo tanto, si quieres controlar tus activos, mejorar su operación y aumentar el rendimiento de tu flota deberás conocer estos 5 indicadores que te ayudarán en tu gestión del día a día.

 

CONSÍGUELOS AQUÍ

Topics: gestión de flotillas, gestión de flotas, productividad, rendimiento, control combustible, software de gestión de flotas, mantenimientos preventivos recurrentes, sistemas de gestión de flota, optimización de rutas, reducción de costos

Blanca Martín

Written by Blanca Martín

Suscríbete a nuestro blog

Lists by Topic

see all